MC recuerda que la Autoridad Portuaria gestiona el puerto de Cartagena, no una delegación del PP

Calderón (MC) tiene el convencimiento de que Sevilla ‘no se tomará las uvas en Cartagena’, y su partido no hará más defensas

En el día de ayer, el viceportavoz del Grupo municipal MC, Francisco Calderón, solicitó el cese del miembro del PP que ocupa el sillón de la Autoridad Portuaria de Cartagena (APC), en síntesis por ser incapaz de garantizar la seguridad del puerto y los ciudadanos y haber lastrado todos los proyectos que tienen que ver con el desarrollo de la actividad económica de éste y, por tanto, de la comarca.

Esta mañana el concejal Popular, Francisco Espejo, ha salido a defender a su correligionario por el “arduo trabajo que realiza el PP en la Autoridad Portuaria” (sic), sin una sola mención entre estos méritos a la actividad portuaria, a la ampliación de dársenas o a la mejora de las infraestructuras ferroviarias o logísticas.

El viceportavoz del Grupo municipal MC ha valorado esta reacción de Espejo como “la mayor evidencia de la incapacidad de Sevilla y el PP para gestionar el puerto de Cartagena, y su entrega definitiva al escaparatismo político”. Asimismo ha reclamado a Espejo “un mínimo de rigor” y le ha animado a “lanzarse a la lectura comprensiva de los comunicados”.

El edil de MC ha lamentado “MC ha demostrado que en 3 años Sevilla ha conseguido poner en peligro la seguridad del puerto, tanto para pasajeros como para mercancías (en especial graneles); quitar unos quioscos, con una obra que no parece terminada, y de cuyo coste sería interesante tener datos, y ahora anuncia una ronda de contactos institucionales para ocupar el espacio diáfano; ha perjudicado tanto el proyecto de dársena de El Gorguel como la ZAL de Los Camachos; y, para rematar está el oscuro asunto del faro de Cabo de Palos, donde confluyen junto a él, según se han publicado, Teodoro, Bernabé y Andrés Ayala”.

“Por eso —continúa Calderón— pedimos el cese de Sevilla, no la dimisión como dice Espejo, porque como explicamos ayer y Espejo ratifica hoy, él está siendo fiel a su partido, al PP, y es el Gobierno regional quien debe responder de su negligencia, incapacidad y utilización partidista del puerto en contra de los intereses generales y de la comarca del Campo de Cartagena”.

El viceportavoz concluye, “vistos los logros en el puerto y los méritos previos de Sevilla, y con asuntos turbios como la desaladora o el faro de Cabo de Palos, solo podemos pensar que lo aguantan por lo que calla y no por lo que demuestra. Aunque creemos que como dicen en el fútbol ‘no se tomará las uvas en Cartagena’ y ésta puede ser la última defensa que su partido haga de él”.

Por eso Calderón anima al PP a que “trabaje por la comarca de Cartagena y su puerto, y tras el cese de Sevilla, que vestirán como ellos gusten, designen un presidente capaz y de consenso, preparado para los desafíos del puerto, comprometido con la comarca y no con su partido”.

img_20170805_141952

Translate »