Las razones del lógico nerviosismo en el PP de Cartagena

Carta abierta del vocal de MC en la Junta Vecinal Municipal de El Algar, Juan Francisco Terrones

Resulta sorprendente comprobar cómo la semana pasada, aprovechando el día en el que el presidente del PP regional se veía forzado por su propio partido a presentar su dimisión como máximo responsable de esta Comunidad Autónoma, el PP de Cartagena se tomó la molestia de intentar, a base de repetirlas hasta la saciedad, hacer pasar falacias y mentiras por verdades absolutas.

Y es que los desatinos verbales efectuados por el concejal del PP Diego Ortega sobre mi persona hace unos días a cuenta de la actuación de MC y PP sobre asfaltado y bacheado en El Algar evidencian la acertada línea de trabajo impuesta por MC en la gestión municipal. Como consecuencia, se impone el ‘modus operandi’ más extendido en el PP. No reconocer los hechos para luego intentar deslegitimar al denunciante mediante falsedades y embustes. Muy mal le tiene que ir al PP, viviendo como están su momento más bajo, para centrar sus ataques en este vocal de Junta Vecinal.

Obviamente, si hacemos un análisis más calmado, encontraríamos lógico que en el PP de Cartagena estas ‘causas menores’ infundan pánico. Lo expuesto por MC sobre la actuación del PP en El Algar puede ocasionar que vecinos de este pueblo y Los Urrutias sean conocedores de la realidad, de las actuaciones políticas de los populares y no vuelvan a votarlos. Y claro, llegado a ese punto, en clave política local significa mantener el empleo o perderlo y, ¿quién en el PP quiere perder su ‘modo de vida’? Esta hipotética coyuntura hace entendible el estado de nerviosismo que reina en el PP local.

A fin de cuentas, para algunas formaciones, la política se convierte en poder y éste se transforma en dinero. Por ello, y ante el nuevo panorama político que vive nuestro municipio, es muy posible que el PP vuelva a perder muchos adeptos en las próximas elecciones. Así, aquellos que son concejales casi por casualidad y otros que se quedaron a las puertas han de realizar “méritos” para escalar posiciones en las próximas listas. Los puestos se reducirán y con ello las esperanzas de algunos de andar ‘ocupados’ durante otros cuatro años.

Al grupo de trabajo de MC nos seguirán moviendo otros principios, los que nos han llevado a obtener la confianza de los cartageneros, a quienes haremos partícipes de la realidad. Aunque resulte molesto, la transparencia marca nuestra acción.

mc

 

 

 

Translate »