Campo de hierba artificial de la urbanización Mediterraneo

    CAMPO DE HIERBA ARTIFICIAL DE LA URBANIZACIÓN MEDITERRANEO

 

Desde Movimiento Ciudadano queremos denunciar, que el único campo de fútbol de hierva artificial que se tiene previsto construir en Cartagena -Urbanización Mediterráneo-, no cuenta con las medidas mínimas exigibles para la realización de competiciones internacionales e incluso nacionales. Las medidas previstas de este campo para el rectángulo de juego son de 93X60, mientras que el Consejo Superior de Deportes y los Organismos Internacionales exigen un mínimo de 100X64 para competiciones de 1ª división e internacionales, y de 100X60 para Segunda División.

Con estas dimensiones y a falta de unos pocos metros, Cartagena nunca podrá celebrar en este campo eventos oficiales de las categorías reseñadas. No ocurre así con otros campos que se han construido en diferentes puntos de la Región (por ejemplo el José Barnés,  Ranero o el de Alquerías -por citar algunos, de entre los trece campos de césped artificial de la ciudad de Murcia, que cuentan o contaran con dimensiones adaptadas-).

No entendemos la falta de previsión y planificación por parte del Ayuntamiento y de los responsables políticos del deporte Regional, de cara a dotar a Cartagena de unas infraestructuras deportivas que puedan albergar competiciones importantes, como los Juegos del Mediterráneo. Ya sucedió lo mismo con la piscina que se construye en el futuro Palacio de Deportes, que tampoco no cuenta con las medidas reglamentarias, y no podrá utilizarse para competiciones internacionales.

Parece que hay un interés manifiesto en que los eventos deportivos importantes de esta Región no se hagan en Cartagena, ya que las escasas instalaciones deportivas que se planifican en nuestra ciudad nacen con  decisivas limitaciones.

Por ello exigimos, que adopten las medidas oportunas para la adecuación de este campo con las medidas reglamentarias, ya que de lo contrario solo se podrán disputar partidos de juveniles y de aficionados regionales.

                            Cartagena, 2 de diciembre de 2008

Translate »