Balance primer año de legislatura

     BALANCE PRIMER AÑO DE LEGISLATURA

 

Ha transcurrido un año de funcionamiento del gobierno municipal en el Ayuntamiento de Cartagena, en esta cuarta legislatura, tras las elecciones municipales del año 2007, y desde Movimiento Ciudadano vemos que a pesar de contar con una sobrada mayoría absoluta, el PP local no ha desarrollado un programa adecuado para solventar los retos presentes y futuros de Cartagena.

 

El Gobierno del PP da muestras de haber agotado un ciclo en el municipio y no cuenta con recambio. La Alcaldesa mas preocupada por su carrera política en Madrid que en sus deberes en la alcaldía, ha planteado una remodelación del Gobierno que huele a abandono.

 

No ha habido nuevas iniciativas ni nuevos retos, el Gobierno ha entrado en una dinámica de letargo, en donde solo cuenta con los proyectos de legislaturas anteriores que se han ido dilatando por una ineficaz gestión política y económica, y que tenían que haber estado concluidos desde hace tiempo.

 

Con la sombra de una crisis sobre Cartagena, no ha habido previsión…ni ilusión para afrontarla.

 

La ineficacia y la inoperancia municipal se traducen en la escasez de fondos públicos captados desde otras administraciones para Cartagena, el auditorio municipal fue un ejemplo de ello. Ahora la exclusión de Cartagena de los fondos URBAN confirma la escasa capacidad para captar recursos.

 

Si a todo ello unimos la nula actitud reivindicativa de este Gobierno sumiso, dependiente y conformista, se concluye en la necesidad de un cambio para defender los intereses de los cartageneros. Y el problema no solo es que el Gobierno no reivindica, sino que se niega defender múltiples demandas ciudadanas, desestimando propuestas importantes en los Plenos: negativa a pedir nuevos juzgados, no a un Plan de mejoras en las comunicaciones, no demandar mayor participación en el presupuesto de la Comunidad, no a una descentralización real y efectiva, no a defender los intereses de Cartagena en la reforma del Estatuto…

 

No sabemos a que se dedica Barreiro en Madrid, por lo pronto decisiones del Gobierno Central, como el recorte de fondos europeos o la supresión de trenes con Cartagena, hacen que pongamos en duda su gestión, porque ni siquiera se ha oído su voz.

 

                                           Cartagena, junio de 2008

Translate »